Testimonio del Encuentro: SSCC en la Escuela

Testimonio del Encuentro: SSCC en la Escuela

Angelines Gordo, Centro de Paseo Extremadura

Fuente. Boletín Provincial SSCC San Juan Bosco

El sábado 19 de noviembre tuvimos el encuentro: SSCC en la ESCUELA  SALESIANA. Educar hoy con el corazón de Don Bosco. El objetivo era confrontar la experiencia de los SSCC que trabajan en escuelas que no son de titularidad salesiana para ver cómo nos podíamos ayudar . Reflexionar sobre el papel de la Familia Salesiana. Pensar en cómo seguir promoviendo el carisma salesiano en la escuela de hoy en día.

Me ofrecieron contar mi experiencia como SSCC trabajando en la escuela pública a profesores de Colegios salesianos. Os hago un resumen se lo que conté:

Soy Angelines Gordo, coordinadora del grupo del centro de Paseo Extremadura. Hice la promesa hace veintinueve años. Llegué a ella porque en el Paseo he pasado gran parte de mi juventud. Era catequista de los grupos de Confirmación y de allí entre grupos de amigos, muchas reuniones, eucaristías oraciones y risas …llegue a esa promesa.

Soy educadora de la Comunidad de Madrid desde hace treinta y dos años. Primero estuve en centros de protección de menores, con jóvenes tutelados, allí me sentía muy alegre. Era un sueño cumplido y muy salesiano; Aprobar una oposición y trabajar con gente que tenía muchas carencias, familias desestructuradas, padre, drogas ….)y después en escuelas infantiles. (me cambie porque tengo cuatro hijos y tenía que estar con ellos y el horario de menores no era compatible. Trabajabas hasta las 22h y mi familia me necesitaba con ellos).

Me he sentido siempre afortunada de trabajar con los niños y jóvenes más desfavorecidos. Se hacía realidad mi VOCACIÓN SALESIANA. En mi escuela soy la única persona católica. A veces echaba de menos el no poder al celebrar D. Bosco o

María Auxiliadora, hacer una oración, tener un mismo vocabulario y una misma Fe. Pero, por otro lado, estoy donde puedo hacer una gran labor. Yo intento estar presente con: ALEGRIA SALESIANA, MI DISPONIBILIDAD, DANDO MUCHO AMOR (y recibo mucho mas del que doy); tengo claro que la educación es cosa del corazón.

Este día presentaron más testimonios que me parecieron muy enriquecedores, de otras provincias y también de Madrid, que es la mía. Luego nos reunimos por grupos para continuar profundizando.

Me gustó colaborar con otras personas que tienen y comparten la fe. Desde mi trabajo, en una sociedad con otros valores, pienso que puedo aportar mi carisma salesiano y el ejemplo de trabajo de una persona con unos valores cristianos.

Gracias por darme la oportunidad de expresarlo y de dar gracias por poder transmitir el carisma salesiano.